El verdadero aprendizaje

El verdadero aprendizaje.

estudiante-inteligente

Se han puesto a pensar porque los jóvenes que están a punto de salir del bachillerato aún tienen dudas al respecto de su conocimiento e incluso algunos sobre su futura decisión en cuanto a que carrera elegir.

Esto no es de sorprenderse ya que cada año se ve a miles de chicos rechazados al hacer el examen de una Universidad reconocida local, y aunque es muy peleado un lugar en esa Universidad la verdad es que al igual que muchas más sufre deserción escolar al principio y a la mitad del curso de sus carreras, esto sucede sólo porque los chicos se equivocan de carrera o no creen ser aptos para ella.

Sin embargo hay algo muy claro, dentro de estos estudiantes existe la latente pregunta: ¿Realmente aprendí?

Y esta pregunta no es exclusiva de estos jóvenes principiantes en las carreras, sino que también lo vemos en los nuevos empleados de empresas o en los próximos graduados de las Universidades. Lo interesante de todo es que este fenómeno se da en bastantes etapas de nuestra vida, y aunque los escritores y grandes maestros pueden explicar que es parte del desarrollo humano, no surgen siempre al término de las etapas que ellos mencionan.

Entonces ¿qué es lo que realmente nos hace dudar de nuestra capacidad o competencia allá afuera en ese nuevo mundo o nueva situación a vivir?

Pensemos en cuando un bebé comienza a explorar su entorno y lo hace con todos sus sentidos, verás entonces al bebé metiéndose todo tipo de cosas a su boca, tocando y rompiendo cualquier objeto y claro, ocasiones en las que el llanto y la frustración se harán presente como cuando no pueden lograr abrir un recipiente de mermelada, pero su fuerza por conocer todo, su inmensa curiosidad y su determinación por el simple hecho de conocer sin importar más, hace que esas experiencias se introyecten y comiencen a construir su perspectiva y conocimiento de la vida misma.

Más tarde cuando ingresa a las primeras enseñanzas formales en un jardín de niños el pequeño aprende a convivir con iguales y a conocer las reglas que él no descubre sino que ya existen y que deberá adaptarse a ellas. Por primera vez verá horarios, sabrá normas, conocerá el idioma adecuado para cada situación y por supuesto la conducta que se espera de él y por si fuera poco tendrá contacto con los incentivos como la ya conocida “estrellita” de la buena conducta, y al mismo tiempo con los castigos como el rincón o la ausencia de receso. Este conocimiento también lo introyectará a partir de sus nuevas experiencias aunque no muchas por elección.

Al entrar al nivel básico el niño está construido con todas las reglas sociales y elementales que exige una institución educativa, sabe cómo contestar a la maestra, como copiar en un examen, como levantarse y hacer un saludo casi cantico al ver entrar en el salón al Director (a) del colegio, y conoce las evaluaciones de grado y es así como se da inicio al aprendizaje tradicional en la que todos hemos pasado, aquel aprendizaje donde sabemos qué no se debe hacer y lo hacemos a escondidas, ideamos los momentos específicos para hacer travesuras, sabemos cómo hablarle a la maestra para que nos crea, incluso sabemos cómo burlarnos del otro que es demasiado inteligente y quiere que revisen tarea cuando la mayoría no la ha hecho.

Todo esto se hace más pronunciado en los niveles medio superior aunque la competencia es más elevada con los demás y entonces te olvidas de ti, comienzas a competir con todos, con lo ya aprendido siempre con labia exacta para sobre salir y pasar las materias sin preocupaciones más que ganarle a los demás y es entonces solo en esos momentos cuando pasarás a otro nivel donde te preguntarás ¿realmente aprendí? Pero sin saberlo pero intuirlo al entrar a esta nueva situación sea: universidad, trabajo, concurso solo comienzas a verlo familiar esto antes aprendido para adaptarte lo más rápido posible y seguir con la carrera de todos pero a la vez de nadie.

Entonces ¿cuál es la respuesta a esa pregunta? simple y sencillamente es un si, si lo has aprendido pero no sabemos si realmente lo que uno quería, lo que se necesitaba o lo que nos interesaba.

En esta competencia te encuentras personas por así decirlo más felices, más sonrientes, menos adaptadas, más creativas y extrovertidas y aunque varios e incluso algunos los rechazamos por “exóticos” la verdad es que ellos han respetado su aprendizaje. Entonces ¿cuál es el verdadero aprendizaje? Dentro de todo este conocimiento por años, existió en un primer momento: el aprendizaje significativo aquel que se aprende a través de los sentidos, a través de nuestra curiosidad y nuestra sed por aprender aquello que se desea, ese aprendizaje por afectos, que se da junto con las experiencias y la satisfacción de aprender. Ese que lo conocemos solo cuanto hacemos nuestro hobbie, que nos da una enorme satisfacción y lo utilizamos para des-estresarnos, ése olvidado pero que ahí está.

Esas sensaciones cuando estas de vacaciones o realizando lo que te apasiona, solo imagínalo diario y olvidando por un momento los incentivos económicos que tanto se desean, para recordar la sensación de bienestar personal. ¿Qué pasaría con nuestra vida y la de los demás? ¿Qué sería de nuestro entorno?

Tal vez en este punto la gente más grande se sienta decepcionado por la educación que recibió incluso podría estar en este momento pensando en los culpables sobre su educación, pero no existen y no los habrá hasta que podamos comprender que las cosas se pueden re-aprender y eso es comprender las reglas, normas, conocimientos  y demás que uno si desea y les sirven pero todo absolutamente todo deberá ser en función de las necesidades de uno mismo, incluso al elegir una carrera cabe mencionar que no existe una que contenga todo lo que uno quiere aprender o alguna que tenga todas las materias que necesitas aprender, pero si se puede unir el conocimiento que has decidido aprender.

Así que ponte a pensar y dime ¿realmente aprendiste?

Por: Sahira Barrios

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología Infantil, TODOS. Guarda el enlace permanente.

Comenta y exprésate, tu opinión es importante:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s